Tres recetas con zanahorias que te solucionan una merienda

En toda cocina de cualquier casa es fácil que en el frigorífico haya un manojo de zanahorias, probablemente la hortaliza más utilizada. Pocas veces es el ingrediente principal de una recetas, pero en muchas forma parte d ella guarnición o de los ingredientes que al protagonista. Va bien prácticamente con todo y se puede consumir tamo en crudo como guisado, asado, al vapor, a la sartén, además de ser un buen complemento para zumos, batidos o smoothies. Pero pocas veces se emplea a la hora de elaborar postres. La tarta de zanahoria es un clásico, pero se pueden hacer más cosas. Aquí proponemos tres.


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *