Tras los pasos de José Zorrilla, el poeta pucelano ovacionado en Bilbao

¿No es verdad, ángel de amor que en esta apartada orilla más pura la luna brilla y se respira mejor? Este es uno de los momentos más brillantes del recitado de don Juan Tenorio, cuando los espectadores, puestos en pie, rompen a aplaudir porque los más talluditos recuerdan que estos versos eran de obligado aprendizaje en las antiguas clases de Literatura. Durante muchos años, la representación de la inmortal obra poética de José Zorrilla ha sido una oferta ineludible en la mayor parte de los escenarios coincidiendo con la festividad de Todos los Santos, el primero de noviembre, por eso de que parte de la obra transcurre en un cementerio. Sin embargo, no siempre fue así.


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *