Lantz ajusticia a Miel Otxin y cierra su carnaval

Cuatro disparos dieron muerte a Miel Otxin pasadas las 20.30 horas. El suceso, lejos de consternar a la vecindad, fue celebrado por todo lo alto. Un ejército de txatxus molió a palos al bandido en cuanto tocó suelo. Y el pueblo bailó un zortziko alrededor de sus restos en llamas. Había sed de justicia. Una vez saciada, terminó el carnaval rural más representativo de Navarra. Hasta el año que viene, cuando txatxus a la carrera, herreros, Ziripot, Zaldiko y el malvado más famoso volverán a alborotar Lantz.


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *