Hondarribia, un escenario de novela negra con la escritora Laura Azcona

¿Quién no ha soñado alguna vez con encontrar un pequeño tesoro o una botella en el mar con un mensaje dentro? Las historias de piratas y tesoros escondidos en cuevas secretas siempre han sido fuente de inspiración para novelas de aventuras y misterio. En la costa vasca existe la leyenda de Jean Fleury, un capitán francés que navegaba con patente de corso, que en 1522 recaló en Hondarribia para reclutar a cerca de 200 marineros y poner rumbo a las Azores con el objetivo de asaltar tres de las carabelas de Hernán Cortés que, procedentes de las Américas, transportaban el tesoro del emperador azteca Moctezuma. Es probable que tras el asalto, Fleury hiciera el viaje de vuelta, parando en Hondarribia para desembarcar a parte de la tripulación y quizá del botín. 


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *