Arínzano: vinos que saben a historia

El enoturismo se ha convertido en una forma de ocio muy demandada por su capacidad de despertar todos los sentidos. Un placer que nos acerca a la historia, la cultura y las tradiciones de las diferentes bodegas que discurren por nuestra geografía y que nos brindan la oportunidad de conocer desde dentro la vendimia, la recogida de la uva, el pisado, además de proponer diferentes actividades entorno al mundo del vino.


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *